Santuario interior. Tagore

Ferdinand Hodler




¡Cuánto tiempo dura mi viaje, y qué largo es el camino!

Salí en la carroza del primer albor, y caminé a través de los desiertos de los mundos, dejando el rastro por las estrellas infinitas.

La ruta más larga es la que sale más pronto a ti, y la más complicada enseñanza no lleva sino a la perfecta sencillez de una melodía.

El viajero tiene que llamar, una tras otra, a todas las puertas extrañas para llegar a la suya; ha de vagar por todos los mundos de fuera, si quiere llegar al fin a su santuario interior.



Rabindranaz Tagore (Ofrenda Lírica)



Ferdinand Hodler

No hay comentarios: