Haiku y el espíritu zen


Fotografía de Eduardo Soler (www.fotonatura.org)


Penetrar en el espíritu del haiku japonés es impregnarse de sabiduría zen; contemplar el trazado de un poema como una línea simplísima que dibuja un instante o una emoción para luego desaparecer, como se esfuma el rocío a la salida del sol.

La fugacidad, la belleza como un parpadeo, lo elemental derramado sin cesar por la naturaleza, chispea en nuestro interior como una verdad a medias atrapada, y nos invita a detenernos y aceptar ese silencio sereno que late en el corazón de todas las cosas.



HAIKUS CLÁSICOS



Acercando el brasero
a los pies,
parece tan lejos del corazón.

Buson



La primavera empieza
calladamente,
con un paso de la cigüeña.

Shoha



La camelia del árbol
cayó,
vertiendo su agua.

Bashô



Una camelia cayó:
un gallo cantó;
otra cayó.

Baishitsu.



Nosotros, seres humanos,
retorciéndonos entre
las flores que se abren.

Issa



Sobre la campana del templo
duerme
la mariposa.

Buson




Silencio;
la voz de las cigarras
penetra las rocas.

Bashô



"La peonia era así de grande",
dice la niña,
abriendo sus brazos.

Issa



El ciruelo de mi cabaña;
no pudo evitarlo,
floreció.

Issa



"No tendré nada más que ver
con este sórdido mundo",
y el rocío desaparece.

Issa



La desolación del invierno:
En un mundo de un color
el sonido del viento.

Bashô



La montaña y el jardín
penetran;
la habitación en verano.

Bashô



¡Oh, no la aplastes!
la mosca frota sus manos,
frota sus pies.

Issa



Linea de gansos en vuelo;
al pie de la colina
la luna como un sello.

Buson


 Más innformación en: www.es.wikipedia.org/wiki/Haiku


Fotografías de Josef Hoflehner: Naturaleza elemental




El paisaje ofrece su rostro más puro a través de estas imágenes. Despojado del color, el contraste enfatiza las líneas, la expresión de las formas, la batalla hermosa entre las luces y las sombras, el hechizo del blanco junto al negro.

Josef Hoflehner nos muestra la naturaleza en su gloriosa y elemental sencillez, donde la fuerza de lo salvaje se expresa en toda su elegante bravura.

A través de composiciones originales y contraluces extraordinarios, Josef Hoflehner ha sabido describir el poder de la forma. Ni una sola de sus fotos deja de asombrar nuestra mirada. Y lo más increíble es que lo hace desde la mayor simplicidad posible, centrándose en lo esencial de cada toma. Como si hubiera aprendido del lenguaje de la misma naturaleza:
Elegancia, simplicidad, autenticidad.








Añadir leyenda






Todas las fotografías son de Josef Hoflehner.
www.josefhoflehner.com/portfolios.html










Rodrigo Leao. Cuando la música sabe a nostalgia.




Nostalgia

¿De qué se nutre la nostalgia?
Uno evoca dulzuras
cielos atormentados
tormentas celestiales
escándalos sin ruido
paciencias estiradas
árboles en el viento
oprobios prescindibles
bellezas del mercado
cánticos y alborotos
lloviznas como pena
escopetas de sueño
perdones bien ganados
pero con esos mínimos
no se arma la nostalgia
son meros simulacros
la válida la única
nostalgia es de tu piel.


Mario Benedetti


Fotografías de arriba: Josef Hoflehner
Fotografía de abajo: Los mer vivba (www.flickr.com)






Tags Blogalaxia: