Habla la luz: Johannes Vermeer e Isabel Guerra




Johannes Vermeer (1632-1675)


Es inevitable para mí comparar a estos dos grandes pintores, lejanos entre sí en el tiempo, pero unidos por un tratamiento y sentimiento común de la luz.

La luz habla en estos cuadros: a través de colores y matices sutiles cuenta la pequeña historia que se esconde en cada lienzo.  Y lo hace con una delicadeza que transciende lo cotidiano, llevándonos a una sensación de encantamiento contemplativo y casi poético.

En todos los cuadros el detalle de los objetos cobra tanta importancia como el tema central, especialmente en Veermer. Éstos llenan y completan el espacio con su presencia, y nos hablan del mundo privado e íntimo del retratado.

En los dos pintores se aprecia una especie de soledad satisfecha en los personajes, un intimismo cálido; como si una cámara oculta estuviera grabando el grato ensimismamiento de una persona en sus quehaceres diarios. Todo es calmado y armónico, nada turba la escena; el tiempo parece detenerse y abrirse para que podamos ver y participar de cada detalle delicioso de la escena.

Pero la luz es lo más bello y es lo que queda en nuestra memoria emocional al contemplar estas pinturas; es la que narra sin palabras. En estos lienzos se posa finamente sobre las personas y los objetos. Y pausadamente, como polvo místico, los envuelve en su silencio.





Johannes Vermeer. Biografía: http://es.wikipedia.org/wiki/Johannes_Vermeer













ISABEL GUERRA. LA MONJA PINTORA. Artículo de Zenda Caballero
Desde que en 2005 vi por primera vez un cuadro de Isabel Guerra, he procurado seguir su trayectoria artística fascinada por su habilidad innata para plasmar un pensamiento en sus lienzos. La pintora de la luz como la llaman nació en Madrid en 1947, hija única muy deseada pues sus padres tardaron 10 años en concebirla, despertó a la vocación artística a los 12 años casi al mismo tiempo que a la vocación religiosa. Ingresó en el Monasterio cisterciense de Santa Lucía en Zaragoza a los 23 años y desde entonces su arte se ha centrado en plasmar todo el amor que siente por la vida con tal realismo, que transporta al observador al mundo de luz que la envuelve.
Ella dice que busca en cada cuadro la belleza, la luz, la bondad, la verdad y la hermosura con mayúsculas. Cada cuadro tiene su propia historia, su vida y en cada uno pone todo su corazón.
Miembro de honor de la real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo y de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, su cuadros se cotizan entre 2.000 y 10.000 € y suele exponer cada dos o tres años para deleite de todos nosotros.

Zenda Caballero:


*****************************************************************************


(Fragmento de una entrevista:)

P. Isabel, ¿qué le transmite esa realidad que ve cuando sale al exterior?, ¿le gusta?

R. ¿Este mundo convulso y violento que vivimos? Yo creo que no puede gustarle a nadie. Intento luchar dando pistas de todo lo contrario: luz y esperanza. Hay otros que luchan con el testimonio, utilizando el arte como un espejo de la violencia. Yo intento transmitir una fórmula que evite que la violencia se apodere de nosotros.

P. ¿El arte no ha de servir para transmitir los sentimientos que lo real provoca en el artista?

R. Yo me baso en lo real, no invento mis imágenes, pero llamo la atención sobre la paz y la luz, que sí está entre nosotros. Por ejemplo, ahora mismo estamos aquí bien, a gusto, sin violencia: luego es un mundo posible, y eso es lo que intento demostrar: que no está todo perdido, que la situación no es irreversible, que no estamos en el camino a la distorsión absoluta de la Humanidad. No, es posible encontrar caminos de belleza. Esto es lo que intento decir, y hay quien lo recoge.


Doré y Blake: dos colosos del romanticismo

Ambos son muy diferentes, pero los dos confluyen en la magnitud de su inspiración y su peculiar
originalidad.
Los dos llevaban en su ser la fuerza de la inmensa ola del romanticismo que atravesó el siglo XIX.


WILLIAM BLAKE


Isaac Newton


La Divina Comedia


Abel




Cantares de Inocencia


Un árbol envenenado (Cantos de Experiencia)




Jerusalen



Paraíso Perdido. Milton




Jerusalén




WILLIAM BLAKE: Misticismo


Los dibujos de Blake son como una llama ardiente: él es asombroso, espiritual y a la vez extraño. Su mundo te invade tanto con la pasión de sus colores como por su trazo conmovido.


En los grabados iluminados de Canciones de Experiencia e Inocencia, enternece ese toque íntimo, casi familiar, que trasmiten las láminas cuando las ves, con sus bordes algo manchados y sus trazos decorativos invadiendo las palabras. A menudo contemplamos un ímpetu precipitado que se impone sin detenerse en detalles o precisiones. Es la furia de la pasión de Blake, que se cuela entre las dulces curvas y los vivos colores.
Las ilustraciones de "La Divina Comedia" de Dante, "El paraíso Perdido" de Milton o La Biblia, son más simbólicas y contundentes. Impresionan hasta la perplejidad por la fantasía de sus escenas, las torsiones expresivas de los cuerpos, las composiciones audaces en las que los personajes dialogan, a veces como exclamaciones vivas, con los dioses, el destino o el enigma de la vida. Y de fondo, siempre, tonos sobrios y misteriosos, que junto al dibujo inflamado de Blake, contribuyen a crear una poderosa llama mística.

****

"William Blake (1757 – 1827) fue un poeta, pintor, grabador y místico inglés. Aunque permaneció en gran parte desconocido durante el transcurso de su vida, actualmente el trabajo de Blake cuenta con una alta consideración. Por la relación que en su obra tienen la poesía y sus grabados respectivos suele ponerse a Blake como ejemplo del «artista total». Según el periódico The Guardian,
«William Blake es con gran margen el mayor artista que Gran Bretaña ha producido».

"Su obra, fantástica en todos los sentidos, no puede entenderse si no es de forma conjunta con sus visiones y sus particulares creencias, del mismo modo que sus grabados no pueden entenderse sino de forma conjunta con sus poemas. De hecho, Blake consideraba esas dos facetas de su arte como un Uno indisoluble. Para su desgracia, no fue apreciado por sus contemporáneos, y no fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando comenzaron a admirar sus bellas creaciones." De Javier García Blanco: http://arssecreta.com/?p=266

...Sobre sus pinturas iluminadas:

"...En 1788, Blake comenzó a experimentar la técnica del aguafuerte, método usado para ilustrar la mayoría de sus libros de poemas. Este proceso es también denominado como impresión iluminada y lo que produce, libros iluminados o impresiones iluminadas.
La impresión iluminada implicaba escribir el texto de los poemas en planchas de cobre con plumas y cepillos, usando un medio resistente al ácido. Las ilustraciones podían aparecer junto al texto de igual modo que los manuscritos iluminados medievales. Luego bañaba las placas en ácido para disolver el cobre no tratado y dejar únicamente el diseño. Las páginas impresas con estas placas tenían que ser recoloreadas a mano con pinturas al agua y después se cosían para formar un volumen. Blake utilizó esta técnica en cuatro de sus trabajos: Canciones de inocencia y de experiencia, The Book of Thel, El matrimonio del cielo y el infierno y Jerusalem."
Wikipedia

****




La mosca


LA MOSCA

Pequeña mosca,
tu jugueteo veraniego
fue truncado
por mi descuidada mano.
¿No soy yo
una mosca como tú?
¿O no eres tú
un hombre como yo?
Porque bailo
y bebo, y canto
hasta que alguna mano ciega
me barre el ala.
Si el pensamiento es vida,
fortaleza y aliento;
y la carencia
de pensamiento es muerte;
entonces yo soy
una mosca feliz,
ya vivo, ya muerto.

*

(W. Blake: Cantares de Experiencia)


El anciano de los días


“Si las puertas de la percepción se purificasen, cada
cosa aparecería al hombre como es, infinita.


W. Blake


****


GUSTAVE DORE


La Divina Comedia: Infierno




El Quijote. Sancho Panza y su burro


Don Quijote



El Quijote





La Divina Comedia: El Purgatorio




La Divina Comedia: El Infierno


El Paraíso perdido (detalle)




La Biblia




Paraíso Perdido




Paraíso perdido (detalle)


La Divina Comedia: Dante y Beatriz en el Paraíso




GUSTAVE DORÉ: El dibujo hecho vida


Paul Gustave Doré (1832 –1883) fue un artista francés, grabador e ilustrador.

Decir Doré es decir el arte del grabado llevado a su máxima expresión. La belleza de este técnica basada en líneas, degradados monocromos y contrastes se sublima con el dinamismo y la creatividad de este genial artista. Porque si algo nos impacta de él es la fuerza vital que tienen sus personajes, a menudo enmarcados en una descomunal naturaleza. Las mejores de sus obras nos ofrecen escenas vivas donde se agitan las pasiones humanas bajo la belleza soberbia de los elementos. O se empequeñecen ante fuerzas sobrenaturales agigantadas. En ilustraciones como las de "La Divina Comedia" de Dante, o "El paraíso perdido" de Milton, el romanticismo se cubre, además, de un bello toque de trascendencia.

Sentimientos de coloso, imaginación desbordada y una maestría sin igual en el dibujo hacen que las obras de Doré se sitúen entre las más hermosas del arte del siglo XIX y de toda la historia de la ilustración.


 
*****************************************


Descarga 345 ilustraciones de Blake y Dore:

Descarga Colección de William Blake:

Sobre William Blake:


Grabados de Dore en la Enciclopedia:

Técnica del grabado en la Wikipedia:




****

(Música de Chopin acorde con la altura de estos dos colosos.)



****




Blogalaxia Tags: