Vencejos



Dibujo: Volarela


Cuando venís cada año al marco de mi cielo, dejáis caer en mi vida la flor inmortal de la primavera, venida de lejanas eras, flotando, rosa, pujante y libre. Cuando oigo en la distancia vuestros gritos traspasados de luz, mi sonrisa quiere escapar y acariciar vuestro entusiasmo, allá en lo alto de la vida.
Las reposadas palomas despiertan preguntándose qué prisa es esa que va chillando por el aire, y algún niño pensativo, tras la ventana, persigue con el dedo vuestro negro serpenteo. ¡Caen vuestras esbeltas sombras como música triunfal sobre las grises calles!
Vencejos, amigos, hermanos: la vida siempre es una fiesta entre vosotros. ¡Qué fantástico sería poder unirme a vuestro vuelo, sentir ondas de vértigo y júbilo recorriendo mi cuerpo! ¡Oh, sí! Tocar desde lo alto, desde lo más alto, la respiración quebrada de las nubes; seguir volando o corriendo, o bailando o soñando, o tremolando... con las plumas abiertas, abrazando el abismo... Ágil, vibrante y sonora, gritaría: Sííííí... Sííííí... Sííííí... hasta el estremecimiento del alba. Y tampoco yo pisaría el suelo; me haría transparente y aérea, como vosotros.
Mas aquí, con mis raíces en la tierra, sólo puedo coger un instante de vuestra imparable alegría, amados vencejos, y llevármelo, para colmar de luminarias los rincones de mi alma.

(De "La naturaleza en el corazón")

***

Texto y dibujo: Maite Sánchez Romero (Volarela)


14 comentarios:

Ángela dijo...

Maite, maravilloso el relato, precioso el dibujo.
Ave portentosa, rápida en el vuelo y en sus habilidades acrobáticas, sin posarse nunca.
Siento tu vida en ese vuelo. Que maravilloso sería "allá en lo alto de la vida", como ellos, dormir. No te parece?
Un cariñoso abrazo.

Sindel Avefénix dijo...

Me ha encantado tu dibujo, es maravilloso y preciosamente acompañado por tu texto. Una letras que tienen esa libertad del vuelo, que dan ganas de unirse a esa bandada de aves y escapar con ellas.
Un gusto visitarte como siempre. Besos!

Mª Jesús Muñoz dijo...

Mi querida Maite, he visto entre tus letras a una niña, que vuela junto a los vencejos y es flor inmortal de primavera, sobrevolando las grises calles con su música triunfal, llenando de magia y júbilo los corazones de todos, que miramos hacia lo alto...Allá van los vencejos, ángeles que portan en sus alas un gran mensaje de renovación, de alegría y de fuerza para seguir adelante a pesar de todo...
Nuestro corazón vibra, revolotea, mientras el espíritu escapa hacia el cielo siguiendo la huella de esos inolvidables vencejos...
Mi felicitación y mi abrazo siempre, amiga.
M.Jesús

Maite S.R dijo...

Ángela: Sí... Qué bello sería pertenecer al cielo, a su cielo, siempre luminoso, vivo, intenso, y dormir en pleno vuelo... Son los seres más aéreos que existen.
¡Pero qué bien los conoces (y me conoces), Ángela!. Me emocionan tus palabras. Mil gracias. Un gran beso :)

Sindel: Me encanta que te haya gustado el dibujo. Lo hice expresamente para este texto, aunque puede que en el libro donde irá ocupe otra posición. Se nota que los vencejos significan mucho para mí... Gracias por apreciarlo, amiga.
Un beso muy grande :)

Mª Jesús: Tu niña no tiene alas de media luna, pero tienes razón en que desearía estar allí arriba celebrando la vida. Eres muuuy generosa en tu visión. Y es cierto, portan alegría y vigor a raudales. Seguirlos con la vista (y el alma) es un placer.
Te mando un inquieto vencejo, lleno de alegría por tu amistad.
Grandes besos :)

Adriana Alba dijo...

Como el Arbol de la Vida...raíces en lo eterno, Cielo y tierra, la danza de los vencejos.
Armonía, paz y sabiduría en un marco de gozo y celebración.
GRACIAS querida Mayte, siempre GRACIAS !
abrazos.

Marina Fligueira dijo...

¡Caramba ya me iba sin ver esta entrada linda, que bello le hablas o, cantas a los vencejos! A veces cubren el cielo por aquí tambien en su vuelo mágico.

¡Ay Volarela! Leerte se te ve volando entre vencejos y a demás es sentir tu respiración tus dedos teclear con esa tu mente privilegiada, despierta e inteligente.
Una pasa de texto, me ha encantado, reina: y ha sido un inmenso placer. Gracias por ser, por estar siempre estando, dulce poeta reina de la prosa.

Un fuerte abrazo.

Franziska dijo...

Con toda la poesía y el peculiar encanto que tiene todo lo que expresas de un modo tan certero como entusiasta. Además, cuando te das todo te parece poco y por eso has añadido el canto, como broche de tu aportación. Hermoso. Un abrazo prolongado tras estos meses de ausencia. Franziska

Maite S.R dijo...

Adriana: "La danza de los vencejos" Muy bonito... Sí. Inspirador tu comentario. GRACIAS a ti, blanca Adri.
Mil besos

Marina: Me pones alas de algodón de azucar... Gracias, Marina. Es tu alma la que siempre vuela muy alto... y es vital y bella como la de ellos.
Muchos besos, cuídate, REINA DE LAS ROSAS :)

Franciska: ¡Pero que alegría sentirte aquí! Un besazo y mil gracias por esas palabras que me dedicas siempre, tan amables, tan generosas y exquisitas. Ójala vuelvas pronto a sorprendernos con tu verso profundo y tus originales fotografías.
¡Cuídate mucho y vive muy intensamente! :)

Milena dijo...

Ay Volarela, también soy una gran amante de los vencejos... los amo, además siempre he pensado que traen suerte... Suerte inmensa la mía de leerte, de admirar tus precioso dibujos... Inmensas gracias, y largos y anchos vuelos, querida amiga. Besos mil

Maite S.R dijo...

Y como un intrépido vencejo vuelas lejos y descubres mundos nuevos, auroras boreales, paisajes de ensueño...
Qué maravilla que te gusten... Seguro que traen suerte, como mínimo alegran ya el alma...
Inmensas gracias para ti, por tu presencia hermosa como la de nuestras aves :)
Mil besos :)

**kadannek** dijo...

No me canso de aplaudir y destacar tu alegría, tu entusiasmo y tu entrega. He andando algo baja de ánimos, pero me dejo inyectar e invadir por esa luminosidad alegre en tus letras. Sin duda valoro mucho esas vibraciones tan altas que transmites siempre. Es como si danzaras en tus escritos, no sé, es un poco raro, pero así te siento y visualizo, danzando feliz. Bello dibujo, me encanta.

Maite S.R dijo...

Kadannek: Me encantas que sientas esa alegría y esa danza en mis letras. Procuro trasmitir eso, excepto en mis cuentos que transcurren por todas las gamas de colores. Seguro que sí así me percibes es porque algo de mí quiere bailar con la naturaleza.

Es un verdadero placer tu encantadora visita. Mil gracias por tu danza acompañándome :)

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Un dibujo precioso con unas tonalidades que trasmiten calidez y vida el acompañamiento del canto de las aves nos indica que gozas de las cosas sencillas y hermosas que brinda la naturaleza y el texto trasmite paz y libertad esa libertad de las que gozan las aves en su vuelo rozando las esponjadas nubes con su alas.
Me encanto tiene una maravillosa visión y la trasmites con excelencía.

Saludos unfuerte abrazo.

Maite S.R dijo...

Axulgenia: Excelente es mi lectora y mi comentarista. Un placer para mí que vengas aquí.
Un fuerte abrazo